Marketing hecho en Corea 2: No pagues más por publicidad

No pagues más por publicidad

¡Hola! Soy Paola Azriel, empresaria E-commerce y consultora en digital business. En esta segunda parte de este episodio vamos a hablar sobre como están haciendo hoy los jóvenes coreanos para promocionar sus negocios y/o emprendimientos. Bienvenidos a la segunda parte de Marketing hecho en Corea: No pagues más por publicidad.

Creando contenido con enfoque

Si me siguen en Instagram ya sabrán que tengo ciertos problemillas para dormir a la hora que debería, por lo que regularmente veo vídeos de cocina, maquillaje o manualidades hasta que finalmente me duermo. Me entretengo con los sonidos de la preparación de las recetas, todas las cosas con que hoy en día se maquillan y hasta con el sonido del papel doblándose. No lo sabía, pero a esta clase de vídeos se les conoce como: ASMR, que es esa sensación de cosquilleo relajante en la espalda.

Fue así que una noche YT me recomienda un video nuevo, “café vlog”. Lo veo y me quede maravillada, no solo por qué amo el café, sino por que te mostraba cada detalle de la preparación de las bebidas aún después de la cuarentena en Corea. No era solo un vídeo ASMR, era contenido publicitario.

Zoe, quien atiende la cafetería, llega, se viste para atender y comienza su rutina. Ella nos cuenta en los subtítulos que la cafetería es de su madre, mientras nos prepara un té de jazmín o un café helado. Comparte con nosotros que la cafetería también se vio afectada por la cuarentena y hasta podemos verla en su casa preparase algunos dulces que también ofrece en la cafetería. De forma relajante y amigable nos invita a visitarla en la cafetería “Bless Roll” en Seúl, donde ella nos espera.

No se ustedes, pero luego del segundo vídeo estoy segura de que cuando mamá y yo vayamos a Corea visitaré Bless Roll.

Pero…¿Cómo diste con estos videos? ¿Recuerdan que en el episodio anterior hablábamos de interculturalidad y que parte del éxito de como nos vendieron la cultura coreana a través de la música fue por que los integrantes de las bandas hablaban idiomas? Pues bien, YT tiene una bonita herramienta en la puedes doblar a cualquier idioma tanto la descripción de tu vídeo como los subtítulos. En el caso de estos youtubers ha sido a través de la contratación de una empresa que se encarga de traducir y subtitular su contenido. Pero puedes hacerlo por ti mismo en el panel de tu canal.

En el cualquiera de los vídeos de coffee vlog podemos observar todo lo que ya habíamos hablado en la primera parte; preparación de producto, packaging, contenido que produce placer.

  1. Dónde están sus clientes. Seúl
  2. Espacio de comunidad: YouTube
  3. Crea el producto. Cafés, pasteles, bebidas.
  4. Preview en formatos adecuados: Youtube e Instagram post
  5. Diferenciación. Ella no habla directamente a la cámara, se comunica con la audiencia a través de subtítulos y usa el aegyo cuando aparece.
  6. Inclúyete a tu contenido. Es Zoe quien atiende en la cafetería de su madre.
  7. Aprende lo que necesites sobre la cultura de tu mercado. Mercado local.
  8. Mantén la comunidad activa con contenido que a tu público le interese. Los vídeos ASMR pueden volverse a ver cuando se necesiten, no es contenido que requiera actualización como el tipo informativo. No informa fecha estimada de un nuevo episodio.

En este caso específico, genera más confianza aún, ver que ha continuado produciendo contenido, es decir, atendiendo la cafetería con todos los protocolos de salud de su país. Para mi, fue todo un descubrimiento este vídeo e investigué un poco más y he aquí algunos ejemplos.

Café Anya

Diseño de envoltorios

Recetas – Monetización del programa de afiliados de Amazon

Florerías

Como estos hay otros ejemplos, es cuestión de buscar uno que nos gusté y ver como podemos mejorarlo u orientarlo a nuestra cultura.

Yo también hice algunos.

Nadie atiende mejor un negocio que el propio dueño, ¿Te arriesgarás a ponerlo en manos de otro?

Sé un influencer

Si, ya se que van a pensar, Pao, esto no es no es nuevo, es más es difícil ahora. Si, puede que hoy en día sea más complicado que antes, pero tampoco es imposible y la prueba de ello son los canales de YouTube que se crearon en 2020 y ya cosechan éxitos.

Particularmente, creo que tomaron el mejor camino. Imagina que contratas a un influencer y te va bien, al tiempo aparece una imagen del chico o chica semidesnudo(a) en otra campaña publicitaria. Esto no te afecta si vendes bikinis, pero si lo tuyo fuera de cosas para el hogar podría ir en contra de los valores de la marca. Con esto no quiero decir que esta mal aparecer en bikini o tomando una cerveza en Instagram, me refiero a que no controlas que la imagen del influencer concuerde siempre con el estilo de tu marca. Nadie atiende mejor un negocio que el propio dueño, ¿Te arriesgarás a ponerlo en manos de otro?

Con los vídeos los jóvenes ganaron notoriedad y aunque aún están lejos de tener los millones de seguidores de otros YouTubers han creado una fuerte comunidad que los sigue y comprarán lo que ofrezcan. Nada mejor que ofrecer tus productos a un público que desea más contenido tuyo ¿Verdad?

Un ejemplo sencillo

Supongamos que vendes Jeans, no harás el típico vídeo de 7 modelos en la pasarela. Eso ya todo el mundo lo ha visto. Lo que harás si quieres producir este tipo de contenido será tener una secuencia donde recibes las telas o vas a comprarlas, enfocar los recortes, la moldería y explicarlo con subtítulos o con una voz suave. Finalmente mostrarías el producto final e invitarías a tus clientes a comprarlo en tu tienda física u online.

No pagues más por publicidad

Si finalmente, lo que queremos es dejar de pagar por publicidad, este es el camino. Ya he explicado en otros episodios como funciona el algoritmo, si no te ven no se muestra tu contenido a un rango más amplio de personas, así de simple. En algún momento tendrás que pagar por publicidad. Así funciona. Pero si tienes una comunidad, tu propio army, que gusta y disfruta de tu contenido, la distribución está asegurada.

Es más, si tienes una tienda online esto facilita tu posicionamiento según el criterio EAT de Google: Experiencia, autoridad y confiabilidad. Esto lo ampliaré en nuevo post. En resumen, lo que se busca es que solo puedan vender o escribir aquellos que estén cualificados para. Por ejemplo: si te duele la cabeza y no quieres llamar a tu médico le preguntas a Google. Antes se posicionaba por solo SEO, por lo que un artículo sobre el uso del paracetamol para dolores de cabeza podía ser escrito por un copywitter. Ya no, deberá ser escrito por un médico o en su defecto por un farmacéutico con experiencia.

¿Cómo ganar confiabilidad y vender más? Si hablamos de café sabemos que Zoe es un referente, Google leerá cuantas veces vieron su video, lo compartieorn, la citaron, etc, etc, etc. No se trata necesariamente cuanto títulos de maestro cafetero tengas, sino de cuantas veces las personas te reconocieron en Internet como tal.

Comunidad + SEO + EAT = no más gastos en publicidad.

Comencemos por crear comunidad, que para empezar es más sencillo y el primer paso para ganar posición en los parámetros EAT.

Conclusión

Podemos emplear muchas estrategias para llamar la atención de nuestros clientes, esta es una de ellas y creo que será la que predomine con el tiempo.

La competencia en Internet es más feroz que en el mundo “físico”, por lo que mantener la atención del cliente y hacerle vivir la experiencia previa a la compra, es una de las cosas más importantes para que esa visita se convierta en venta.

Tú puedes crear tu propio contenido en casa. Quizás pienses que no estás hecho para aparecer en cámara o que no es lo tuyo, revisa algunos de los ejemplos de arriba, verás que apenas aparecen las manos en varios de ellos.

Deja volar tu imaginación, los Youtubers más famosos son aquellos que dejaron a sus personalidades a flote sin poses. Lo importante es intentar. Las ideas más absurdas pueden resultar en fuertes comunidades y empresas exitosas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO y CONTÁCTAME PARA CREA TU ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN Y CREACIÓN DE CONTENIDO CLICK AQUÍ.

Sobre Paola

Estudié una Licenciatura en Administración de Negocios Internacionales en Perú y una maestría en Dirección Industrial en la Universidad de Buenos Aires. Actualmente hago una segunda especialidad en Inteligencia Artificial en la Universidad de Helsinki.

He probado casi todos los negocios recomendados en Internet y hoy me dedico no solo a crear empresa, sino también a enseñar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *