Trabajando en casa: Vestirse y prepararse para la jornada laboral

Trabajando en casa: Vestirse y prepararse para la jornada laboral

Trabajando en casa: Vestirse y prepararse para la jornada laboral

¡Hola amigos! Esta será una publicación distinta, pero llevo tiempo queriendo realizar la serie “Trabajando en casa”. Mi objetivo es ayudarles a sentirse bien y seguros ahora que todos de alguna forma debemos trabajar en casa de forma remota. Quizás, no todos estén acostumbrados, pero paso a paso verás que puedes seguir siendo muy productivo. Vestirse y prepararse cuando estás trabajando en casa tiene múltiples beneficios. ¡Vamos a conocer cuales son!

Siempre estoy arreglada y preparada para trabajar en casa, pero de forma cómoda. Dejando de lado el pijama encontrarás un cambio de mentalidad que contribuirá a mantener tu nivel de productividad en un empleo o en un emprendimiento propio.

Vístete y prepárate para comenzar el día

Despierto y al cabo de tomar mi sagrado café reviso mi agenda. Al principio, me permitía dormir un poco más, algo que con el tiempo fui superando. 4 veces por semana hago ejercicio y para esto ¡es VITAL vestirse y estar lista! Este paso no fue fácil para mí. Realmente creía que podía hacerlo todo en pijama.

Honestamente, si pudiera usar bata y pantuflas todo el día, ¡lo haría! Cuando comencé a trabajar en casa, sentía un enorme placer al poder quedarme en mi pijama y no usar maquillaje todos los días. Siendo sincera, hubo días en los que me senté en el sofá, encendí el tv y “trabajé” con algún documental sintonizado. Con el tiempo me di cuenta de que estaba haciendo poco o nada (¡algo nada productivo para alguien que no tiene un salario y trabaja por contrato!). ¡Necesitaba hacer algún cambio para ser más productiva!

Una semana después, decidí que me prepararía para trabajar en casa, no me sentaría más en el sofá y pondría la agenda por encima de todo. Los beneficios fueron increíbles.

Beneficios de prepararse para trabajar en casa

¡Prepararse para el trabajo en casa tiene muchos beneficios! Personalmente, al no tener compañeros de trabajo o un jefe, estoy proyectando sola todo el contenido de mis sitios web. Los beneficios que buscaba eran: ser más productiva, confiar en que podía cumplir con la programación, no estresarme por los tiempos, sino cumplir los objetivos y, en general, desarrollar mi negocio.

Cuando comencé a prepararme para trabajar en casa esto fue lo que sucedió casi de inmediato:

Te da Auto confianza

Me sentí mejor conmigo misma. ¡Claramente, no estaba siendo glamorosa todos los días! Sin embargo, me tomaba mi tiempo para arreglarme por si en algún momento tenía que atender a algún cliente o comunicarme con el taller por vídeo llamada. Por lo general – y fiel a mi estilo – voy cómoda, dependiendo de la estación uso jeans y alguna blusa o polo (camiseta), no suelo maquillarme habitualmente, así que un corrector de ojeras basta y estoy lista para trabajar en 20 minutos.

Un corto tiempo después, comencé a recibir más correos electrónicos de socios potenciales, que me animé a ser más visible en mi contenido y hasta conocí personas que como yo, trabajadores en casa. Tener confianza en mi miasma fue de gran ayuda. Me hacía sentir que podía lograrlo, porque seguía mi agenda y estaba vestida y lista para conquistar mis objetivos.

Crea tus límites

Vestirse y estar lista para el día convence a tu mente que estás trabajando. Al cambiarte la ropa de trabajo después del día 5 a la misma hora, creará la sensación de que el día terminó, al menos laboralmente. Si siempre llevas pijama, ¡es como si el día de trabajo nunca se detuviera o nunca hubiese comenzado!

Además, si vives con alguien, les demuestras que no solo tomas en serio tu trabajo, sino que has designado horas de trabajo y necesitas tu espacio durante esos momentos.

Me di cuenta que cuando trabajaba en bata y pantuflas, mi hermano me miraba como si no estuviera trabajando y me interrumpía. Cuando comencé a prepararme para el día, ¡literalmente nunca me molestó mientras estaba trabajando! Qué solución tan simple para establecer límites. Básicamente, le di a él un recordatorio visual de que estaba en medio de mi día de trabajo. Súper útil!

Te da un impulso de productividad

Sumado a los beneficios anteriores, la productividad es igual o más importante. Al vestirme para el día de trabajo me sentía bien y mi confianza aumentó. Las sensaciones positivas se tradujeron en beneficios para mi trabajo. Si haces esto, podrás enfocarte, crear estrategias y ver el resultado en tu trabajo. Estoy segura de que notarás un gran aumento en la productividad, al igual que yo.

Te hace ver como un profesional

Aquí hago un viaje al pasado, cuando trabajaba en una petrolera, realmente nunca fui de ir en tacones altos y traje, ¡siempre trabajé con atuendos confortables! zapatos de seguridad, chaleco, jeans y ropa holgada. Nunca tuve un código de vestimenta de oficina y, por lo general, podía usar lo que quisiera. Estoy segura de que muchos de ustedes pueden relacionarse con esta experiencia, si quizás no en un entorno tan severo como la industria del petroleo, si en entornos informales. Mi experiencia previa fue en una compañía minera y lo normal era ver a las chicas en la oficina sin maquillaje, con el pelo trenzado y con jeans.

A pesar de solo usar corrector de ojeras (literalmente, solo tenía 20 minutos para prepararme por las mañanas), SIEMPRE me veía presentable. Realmente creo que mis homólogos masculinos y femeninos me tenían un respeto extra por eso. No digo que esas chicas/chicos que no se prepararon por la mañana no fueran respetados, pero pude ver una diferencia en cómo me percibían profesionalmente. Es importante, como todo en la vida, encontrar un equilibrio, también estaban las chicas súper maquilladas, algo ciertamente peligroso en esos entornos, nuestra imagen comunica, y existe un estilo para cada ocasión.

De todos modos, mi punto es que, a pesar de trabajar en casa, tener ese respeto por ti misma en última instancia hará que tus contrapartes perciban de ti profesionalismo. Eres quien quieres ser, ¿verdad? ¡Puedes trabajar en casa y tener la misma imagen profesional que tendrías en una oficina!

Y tú ¿Qué atuendos usarás para trabajar en casa?

Esta imagen tiene el atributo alt vacío; su nombre de archivo es soyyy-244x300.jpg

Hola, Soy Pao.

Una chica de una pequeña ciudad de Perú, obsesionada con su libertad, que convirtió “el volver a empezar” en una decisión sin miedo, consiguiendo desarrollar su empresa de exportación y venta online de forma exitosa. Experta en marketing online, empresaria y fabricante de ideas ¡Ahora te enseñará todos sus secretos!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *